Nueva York ofrecerá asesoría legal a salvadoreños afectados por fin del TPS

El gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció hoy nuevas medidas para apoyar a los inmigrantes salvadoreños afectados por la decisión del Gobierno federal de poner fin a su Estatus de Protección Temporal (TPS).

Cuomo indicó que de los 114.127 salvadoreños que viven en el estado de Nueva York, unos 16.200 son beneficiarios del TPS, para quienes anunció que tendrán a su disposición toda la asesoría legal necesaria del estado para conocer sus derechos.

“La decisión del Gobierno federal de separar familias, alterar pequeños negocios y dejar en el limbo de un futuro incierto a quienes forman parte de nuestro tejido social y productivo es deplorable e injusta”, dijo el gobernador en un comunicado.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) anunció este lunes su decisión de poner fin al TPS otorgado en 2001 a los salvadoreños que se encontraban en el país tras los devastadores terremotos de enero y febrero de ese año.

“Trabajaremos día a día para contactar a las personas afectadas por esta decisión para asegurarnos de que conocen sus derechos y las opciones legales que tienen a su disposición, para ayudar a proteger a estos hombres y mujeres que trabajan duro”, indicó Cuomo.

El gobernador indicó que ya ha dado instrucciones a la Oficina de Nuevos Americanos del estado y a la iniciativa privada Liberty Defense Project para que aumenten los recursos para ofrecer asesoría legal a los afectados por la decisión de la Casa Blanca.

Cuomo precisó también que tienen a su disposición el número de teléfono gratuito 1-800-566-7636 al que pueden llamar de forma “confidencial” y “anónima” para pedir asistencia y recibir respuesta “en más de 200 idiomas”.

Además, recordó que los 27 centros gestionados por la Oficina de Nuevos Americanos cuentan con abogados especializados en temas migratorios para ofrecer información actualizada, incluidas las opciones disponibles para intentar ajustar su estatus migratorio.

Las medidas del gobernador Cuomo se suman a las anunciadas ayer por el alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, quien tras calificar de “cruel” el final del TPS, dijo que los afectados podrán llamar al número de teléfono 3-1-1 para recibir ayuda legal.

El Gobierno federal indicó este lunes que los beneficiarios del TPS tendrán 18 meses de plazo, hasta el 9 de septiembre de 2019, para regresar a El Salvador o buscar otra “alternativa” para regularizar su estancia el país.

Advertisements